sábado, 19 de mayo de 2012

Reflexión.


Mundo de luz en mi universo interior.

Universos infinitos que me eternizan.

Eternidad que me unifica.

Unificación que me sublima hasta Dios.

Mi cuerpo es una puerta dimensional, entro lo etéreo y lo material.

Contraste de luz y amor que me vuelven plena.

Me despierto como una fusión infinita hacia mi interior y una exaltación al exterior.

La felicidad más que gozo y plenitud es saberme “hecha” de eternidad

fusionada  con el universo, un ser de luz inmerso en el cosmos del amor…



Vuela libre dentro de ti, ahí dentro está tu cielo, la libertad eres tú mismo cuando rompes los límites que te has impuesto. Declara tu vuelo ahora, despega dentro de ti, navega en los mares de los más puros sentimientos del alma y arranca tus temores, tus sentimientos de inferioridad, tus pensamientos limitantes y cuando lo hayas hecho, crecerás, volarás libre dentro de tu interior, dentro de tu propia grandeza que es tu propio cielo.


Así todos tus deseos se realizarán, rompiendo los límites de lo imposible y lo trascendente. Eres luz divina, un co-creador de las realidades supremas por lo tanto tu momento es ahora, como ha sido y será  siempre. Despierta ya…vuela libre a tu divina realidad, expande tu ser en el cosmos y unifícate con el universo de amor que existe dentro y fuera de ti; así te darás cuenta que nada en absoluto es inalcanzable, pues el amor es la fuerza que mueve el universo. Jenny Jimenez   

jueves, 10 de mayo de 2012

Mujeres...

Las mujeres en esta esfera han sido despojadas de su poder de manera sistemática desde los tiempos posteriores a la desaparición de la Atlántida, cuando ostentaban el máximo poder como sacerdotisas o maestras de la luz, en una época brillante de iluminación y de nutrición del alma, que fue siempre considerada como la era dorada de la humanidad, sin embargo, con el transcurso del tiempo y dando paso a una alternancia cíclica que siempre se repite, la población masculina inició una violenta rebelión por alzarse con el liderazgo total y en ese afán de mantener su primacía, ha controlado el péndulo hasta hoy; desde entonces han transcurrido más de 16.000 años terrestres. Por esta razón, la mayor parte del mito y de la historia, escritos en el marco de una sociedad fundamentalmente machista, ha preservado la imagen de la mujer como la hechicera, la prostituta, la madre y la esposa y dejándola únicamente como el poder de la diosa en aquellos fragmentos de la historia de la Nungimecha que fueron escritos cuando la humanidad alcanzó sus más altas cotas intelectuales y espirituales. Hoy por hoy, de nuevo se está produciendo este relevo y la mujer vuelve a aparecer como la gran protagonista indiscutible, una vez más, de la era dorada, la era de la luz, siendo ellas las más audaces, exploradoras de los territorios desconocidos de la mente y la materia, tan a menudo ridiculizadas y sometidas al ostracismo por parte de la corriente dominante; y quienes se irán gradualmente distanciando de los paradigmas del pensamiento convencional, atreviéndose a desenmascarar al Poder y a cuestionar la autoridad establecida para provocar un cambio radical de mentalidad y de actitud.

Angel Luis Fernández

Reflexión.

Cada una de vuestras vidas en este plano se os educa para que penséis que debéis ser una cierta entidad o ejercer una determinada profesión, y sois escrupulosamente vigilados por vuestra familia y la sociedad para asegurarse de que os convirtáis precisamente en ello, pero nadie tiene un propósito que no haya sido planteado por él mismo. Los Padres Creadores no han dado directrices a nadie de cómo debería ser su vida, salvo una cosa. Y lo único que desean para vosotros es proporcionaros lo esencial del ser. Y es que seáis dichosos, sin importar lo que tal dicha signifique para vosotros. Pues cuanto más felices y dichosos seáis dentro de vuestro precioso y divino ser, más cerca estaréis de estar en armonía con toda la vida. De manera que el único deseo de los Padres Creadores para vosotros es que seáis felices. Y esto es, en verdad, el máximo valor emocional que existe. Es el mayor logro en la vida. Haber entendido la alegría y haberse convertido en ella es el único destino que se ha conferido a toda la humanidad —cualquiera que sea el plano que habite o el entendimiento que haya alcanzado— porque cuando habéis regresado a un estado de gozo y felicidad, habéis regresado a un estado de Divinidad, ya que los Padres Creadores son el paradigma de la alegría.
Tenéis el poder de crear cualquier cosa que deseéis, desde lo más vil hasta lo más bello y nunca os juzgará. La alegría es libertad de movimiento sin interrupción. Es libertad de expresión sin juicio. Es libertad de ser sin miedo o culpabilidad. La alegría es saber que creáis la vida a vuestra manera. Cuando estáis en un estado de gozo, estáis en el flujo de la Naturaleza-Dios. Y en ese flujo, no hay lugar para los celos, la furia, la amargura o la guerra.

Angel Luis Fernández.           http://www.esdeihewe.com