domingo, 29 de abril de 2012

Dejar ir...

"Dejar ir" no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.
"Dejar ir" no es aislarme, es darse cuenta que no puedo controlar a otro.
"Dejar ir" no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.
"Dejar ir" es admitir la impotencia, que significa que el resultado no está en mis manos.
"Dejar ir" no es tratar de cambiar o culpar a otro, es sacar lo máximo de mí mismo.
"Dejar ir" no es cuidar, sino atender.
"Dejar ir" no es reparar, sino ser de apoyo.
"Dejar ir" no es juzgar, sino permitirle a otro que sea un ser humano.
"Dejar ir" no es estar en el medio arreglando todos los resultados, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.
"Dejar ir" no es ser protector, es permitir a otro que enfrente la realidad.
"Dejar ir" no es negar, sino aceptar.
"Dejar ir" no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.
"Dejar ir" no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene y apreciarme a mí mismo en el.
"Dejar ir" no es lamentar el pasado, sino crecer y vivir para el futuro.
"Dejar ir" es temer menos y amar más.

Reflexión

Para que se dé la evolución, debe haber un cambio genético que aumente la información de un ser a otro. Cuando os hablo de evolución debo dejar claro que no me estoy refiriendo a la evolución que se enseña en los colegios y universidades. Me refiero a la Macroevolución (conversión de molécula a bacteria. de bacteria a lagarto o de dinosaurio a ave). Pero al mismo tiempo, cuando hablo de evolución podéis pensar en Microevolución (adaptación de las especies). Es importante dejar bien claro que debéis ser conscientes de los cambios que ocurren en los seres vivos en su búsqueda de adaptación, es decir, a lo que llama la ciencia microevolución o "capacidad de adaptación" aun cuando estos cambios nunca se han observado ocasionando la transformación radical de un tipo de animal en otro; de un primate a un ser humano, por ejemplo, lo cual sería en realidad una Macroevolución.
Las células son básicamente sacos encapsulados por membranas de dos capas de ácidos grasos y otros lípidos, además de proteínas. Ahora bien, un aspecto central sobre la evolución es el plantearse cómo unas versiones sencillas de estas células, o vesículas, llegaron a aparecer por primera vez y comenzaron el proceso de competencia que impulsó la evolución de la vida.
Para dar una idea general de la evolución en un sentido material, debéis partir de la base de que el mundo se formó por una perturbación del átomo en estado ígneo, que produjo una gran masa de fuego. Esta masa de fuego, a través de perturbaciones sucesivas posteriores, creó otra gran masa, originando de esta manera la formación del Sol y Planetas que lo rodean.
La idea más fundamental es que los diferentes planetas que constituyen el cosmos, se originaron por esta propulsión del espacio.


En el proceso de la procreación, se ha revelado científicamente, a través de las investigaciones médicas, que la segunda célula del semen es la única que da la vida; todas las demás no hacen sino el papel de compañeras de aquella, con el objeto de dar la suficiente propulsión, en el momento de la eyaculación. Pues bien, cuando el Sistema Solar de Ouxrz (nombre de nuestro Sistema Solar)se formó por la propulsión del Gran Universo Central, proyectó sobre este pequeño Planeta el semen que sirvió de base a los Padres Creadores para crear a la Humanidad.
De manera que se puede explicar así el origen, tanto del mundo orgánico como del inorgánico, el de la humanidad y el de las estrellas y planetas, en cuyos mundos existe, siempre, la misma correlación.
Por ello, el mecanismo del cosmos es exactamente igual al de vuestro cuerpo, que constituye un pequeño Cosmos, como ya os decía en una referencia anterior y al que bien podríamos llamar el Microcosmos; asimismo, el Gran Universo está constituido por el Cosmos, al que cabria llamar Macrocosmos.
Ambos mundos tienen el mismo origen de vida: la “eyaculación” del Fuego Central. En el Macrocosmos, la “eyaculación” creó los diferentes planetas; en el Microcosmos, creó el nuevo ser.


Angel Luis Fernández.

miércoles, 25 de abril de 2012

"DICEN POR AHÍ"



Dicen por ahí que me volví loca.

Qué siempre estoy sonriente. Qué me brillan los ojos.


Que converso con las flores y bailo en mi jardín.

Dicen por ahí que creo en hadas y ángeles. Que les abro las puertas y ventanas en las mañanas y les doy la bienvenida para que inunden mi hogar de luz, alegría y bendiciones.

Dicen por ahí que hablo de “raros asuntos” como Trascendencia, Estar en Presente, Energía, Inmortalidad, Sanación, Conciencia…

Dicen por ahí que me volví loca.

Que le enseño a la gente a percibir la LUZ que brota de sus cuerpos… y que para colmo les muestro como se apaga cuando pensamos “feo”…

Dicen por ahí que me volví loca.

Que no me rigen agendas ni horarios. Que a las comidas en mi mesa también les hablo y les digo: “Divino Sustento ¿Qué haces afuera? ¡Vamos pa´ dentro!”

Que todo me parece BIEN, PERFECTO Y SINCRÓNICO.

Que a lo ADVERSO le busco lo bueno y todos los días bendigo el Bien.

Que le abro las puertas por igual a budistas, evangélicos, testigos de Jehová, catolicos, ateos, metafisicos…

Que doy gracias cuando llueve y cuando hace sol. Que doy gracias cuando llega el transporte y cuando me toca ir un ratito a pié y otro caminando.

Que lavo la ropa cantando y es igual cuando cocino, limpio y ordeno.

Que ¿Cómo es eso de que las flores me “chismean” lo que a la gente les pasa?…

¡Pero me siento tan CUERDA y tan Dichosa!

¿Será contagiosa la locura?

CONNY MENDEZ

miércoles, 18 de abril de 2012

ENTREVISTA AL DR. SHIOKURA



Q: ¿Doctor, he oído que el ejercicio cardiovascular puede prolongar la vida. ¿Es esto cierto?
R: No son buenos tantos golpes para el Corazón. No pierda tiempo haciendo tanto ejercicio, más bien lo va a ir desgastando. Acelerar el corazón no permite vivir más tiempo. ¿Acaso se prolonga la vida útil de un automóvil conduciéndolo más rápido? ¿Quiere vivir más? Eche una buena siesta.
Q: ¿Debo reducir mi consumo de alcohol?
R: Oh, no. El vino es elaborado a base de frutas. El Aguardiente es vino destilado, lo que significa que toman el agua de la fruta, para que pueda aprovechar aún más de la bondad de la fruta. La cerveza también es un grano. ¡Aprovéchelo!
Q: ¿Cómo puedo calcular la grasa de mi cuerpo?
R: Bueno, si usted tiene cuerpo y tiene grasa, su proporción es de uno a uno. Si usted tiene dos cuerpos, su relación de dos a uno.
Q: ¿Cuáles son algunas de las ventajas de participar en un programa regular de ejercicios?
R: Ni siquiera un solo ejercicio, lo siento. Mi filosofía es: ¡Si no hay dolor, es bueno!
Q: ¿Para usted no se deben freir los alimentos malos?
R: Si fríe los Alimentos en aceite vegetal, ¿Cómo puede ser malo freirlos con más vegetal?
Q: ¿Los abdominales me ayudarán a reducir peso?
R: Oh, no! Cuando usted hace ejercicio muscular, aumentan los músculos. Sólo se debe hacer abdominales si quiere aumentar su estómago.
Q: ¿El chocolate es malo para mí?
R: ¡El Cacao es un grano! ¡Es Otro vegetal! Si te hace sentir bien, ¡cómetelo!
Q: ¿Es buena la natación para la figura?
R: Si fuera buena la natación para la figura, que me lo explique la ballena.

Recuerde:

La vida no debe ser un viaje a la tumba con la intención de llegar de forma segura en un cuerpo atractivo y bien conservado, sino más bien a patinar en el costado -Chardonnay en una mano- el chocolate en el otro -el cuerpo completamente agotado, totalmente desgastado y gritando "Woo-hoo, lo que es un paseo!"

Y .....
Para aquellos de ustedes que vigilan lo que comen, aquí está la última palabra sobre la nutrición y la salud. Es un alivio saber la verdad después de todos esos estudios nutricionales en conflicto.

1. Los japoneses comen muy poca grasa y sufren menos ataques al corazón que los americanos.
2. Los mexicanos comen mucha grasa y sufren menos ataques al corazón que los americanos.
3. Los chinos beben un poco de vino y sufren menos ataques al corazón que los americanos.
4. Los italianos también beben una gran cantidad de vino tinto y sufren menos ataques al corazón que los americanos ...
5. Los alemanes beben mucha cerveza y comen un montón de embutidos y sus grasas y sufren menos ataques al corazón que los americanos.
CONCLUSIÓN: Come y bebe lo que te gusta. Hablar Inglés es aparentemente lo que te mata.

lunes, 16 de abril de 2012

Amor.

El Amor es la energía que todo lo mueve.


Intentad proyectar el Amor que hay en vosotros y amad a cada uno de los seres que os acompañan, incluso en esos momentos en que no os apetezca; nunca juzguéis, no saquéis conclusiones de nada, amad sobre todas las cosas, olvidad las razones, olvidadlo todo, solo amad, estad receptivos a las formas misteriosas del Amor. Incluso de formas oscuras, pues vuestro ego derivado se entromete entre el Amor que os profesáis. Pensad en lo hermoso que será el mundo cuando solo haya Amor, y os entreguéis a él, cuando percibáis la luz dorada de vuestros seres ascendidos. Y encontraréis muchos seres que aún no conocéis pero que amaréis tiernamente, pues vuestro camino se cruza con el camino de otros, y camináis juntos, de la mano.

No se puede evitar, es un hermoso cuerpo de luz el que formáis todos juntos. Existen muchos seres de luz junto a vosotros, pueden ser los que menos esperéis; algunos de ellos os acompañan, os aman, están junto a vosotros cada mañana, con mucho cariño y cuando os acostáis vienen a vosotros en los sueños, os aman con un Amor de gratitud, familiar, y ellos os recuerdan quienes sois de verdad, quienes están con vosotros. Y esos que están con vosotros no son otros que vosotros mismos, vuestros Yoes superiores, también vuestros Yoes internos, vuestros cuerpos de luz, que algunos percibiréis como vuestros ángeles o seres de la más alta luz.

Algunos llegan con mensajes lejanos, pues son un yo lejano que viene de lejos, otros vienen en nombre de otro ser, pues son acompañantes vuestros, amigos de la familia de luz, pero en definitiva, bien sean unos acompañantes de verdad o vosotros mismos, siempre indican que estáis unidos, en una red interna de luz, de Amor.

Por eso es preciso revivir esa red en vuestros corazones para poder despertar a un nuevo amanecer. Y volveréis a ser vosotros mismos, los que ahora estáis perdidos pero que en realidad, os ocultáis tras un ligerísimo velo de ego.

Por la noche ocurren cosas muy intensas, no solo lo que recordáis, ya que en la noche trabajáis activamente en la luz como hermanos ya despiertos y algunas veces un ligero recuerdo de un sueño lejano os puede dar la pista a lo que está haciendo vuestro yo conscientemente.

Angel Luis Fernández

EL CEREBRO DESPUÉS DE LOS 50


El Dr. Juan Hitzig es autor del libro "Cincuenta y tantos" Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando.


En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee:

No hay duda de que el ser humano vive cada vez más.

¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?

Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos.

Profesor de la Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que:

"El cerebro es un ‘músculo' fácil de engañar; si sonríes cree que estás contenta y te hace sentir mejor".

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte.

Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar.

Las conductas con R:

Resentimiento,
rabia,
reproche,
rencor,
rechazo,
resistencia,
represión.........

Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Las conductas R generan actitudes D:

Depresión,
desánimo,
desesperación,
desolación.

En cambio, las conductas con S:

Serenidad,
silencio,
sabiduría,
sabor,
sexo,
sueño,
sonrisa,
sociabilidad,
sedación.........

son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

Las conductas S generan actitudes A:

Animo,
aprecio,
amor,
amistad,
acercamiento.

Fíjaos que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó "hacerse mala sangre" no es más que un exceso de cortisol y una falta de serotonina en la sangre.

Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:
• Presta atención a tus PENSAMIENTOS pues se harán PALABRAS.
• Presta atención a tus PALABRAS pues se harán ACTITUDES.
• Presta atención a tus ACTITUDES porque se harán CONDUCTAS.
• Presta atención a tus CONDUCTAS porque se harán CARÁCTER.
• Presta atención a tu CARÁCTER porque se hará BIOLOGÍA.

Practiquemos.

Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía:

"Si tiene remedio, ¿de qué te quejas?
Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?"

Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que hasta la peor de ellas lo tiene.

De esa forma nos inundaría la SEROTONINA con todas sus eses, la sonrisa se nos grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado.

Porque, olvidaba escribirlo, el Dr. Hitzig ha comprobado con sus investigaciones que quienes envejecen bien son las personas ACTIVAS, SOCIABLES Y SONRIENTES. No las rezongonas, malhumoradas y avinagradas (que nadie quiere tener cerca).

Empecemos hoy practicando las eses frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud.

¿Estáis de acuerdo con el alfabeto emocional?

¿Qué abunda más en tu vida, la R o la S?

Suena lógico, finalmente todo es cuestión de actitud.

"Un amigo, viene a tiempo; los demás, cuando tienen tiempo".

martes, 10 de abril de 2012

El Profesor y el Alumno




Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta."-¿Dios creó todo lo que existe?" Un estudiante contestó valiente: -Sí, lo hizo.

¿Dios creó todo?: -Sí señor, respondió el joven.

El profesor contestó, -"Si Dios creó todo, entonces Dios hizo el mal, pues el mal existe y bajo el precepto de que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo".

El estudiante se quedó callado ante tal respuesta y el profesor, feliz, se jactaba de haber probado una vez más que la fe en Dios era un mito.

Otro estudiante levantó su mano y dijo: -¿Puedo hacer una pregunta, profesor?. -Por supuesto, respondió el profesor.

El joven se puso de pie y preguntó: -¿Profesor, existe el frío?, -¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?.

El muchacho respondió: -De hecho, señor, el frío no existe.

Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en realidad es ausencia de calor. "Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor, todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor".

Y, ¿existe la oscuridad? Continuó el estudiante. El profesor respondió: -Por supuesto.

El estudiante contestó: -Nuevamente se equivoca, señor, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no, incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. La oscuridad no. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz. ¿Cómo puede saber cuan oscuro está un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así? Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente.

Finalmente, el joven preguntó al profesor: -señor, ¿existe el mal?. El profesor respondió: -Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio, vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo, esas cosas son del mal.

A lo que el estudiante respondió: -El mal no existe, señor, o al menos no existe por si mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios, es, al igual que los casos anteriores un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios. Dios no creó el mal.

No es como la fe o el amor, que existen como existen el calor y la luz. El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones.

Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz. Entonces el profesor, después de asentar con la cabeza, se quedó callado.

El nombre del joven era Albert Einstein.

viernes, 6 de abril de 2012

Reflexión.

Para alcanzar la grandeza es preciso apoyarse en una base sólida porque, ciertamente, la artificialidad conduce a la pequeñez.

En otros tiempos, quienes construían canales para el agua se basaban en la dirección de la corriente de los ríos; quienes producían cosechas se adaptaban a las condiciones del suelo; quienes salían en expedición seguían los deseos de la comunidad, no los propios
, y es que quienes logran adaptarse al entorno y a las circunstancias, en armonía, no tienen enemigos en el mundo, se mimetizan con la naturaleza para que sus asuntos humanos estén en orden. Ésta es la razón por la cual las disposiciones y las leyes de los antiguos reyes estaban basadas en la naturaleza del pueblo, y se usaban únicamente para moderarlo y beneficiarlo; sin esa naturaleza, nadie puede ser forzado a seguir ninguna enseñanza; si tenéis la naturaleza pero no el carácter, no se os puede obligar a seguir una vía, especialmente cuando afloran las cualidades de bondad, deber y servicio.

Al prohibir las conductas perjudiciales basadas en lo que la gente rechaza, los códigos penales no tienen por qué ser amenazantes para el orden para ser efectivos, si van en armonía con su naturaleza, todo el mundo obedecerá, pero si actúan contra la naturaleza del pueblo, las leyes y las disposiciones pueden ser promulgadas pero no serán observadas. De ese modo, se puede ganar porque no se busca, y se puede llegar más fácilmente, casi sin enterarse, porque no se dirigen a ninguna parte.


Sois ricos cuando no os ensalzáis a vosotros mismos, estáis iluminados cuando no os miráis a vosotros mismos, y podéis durar mucho tiempo cuando no estáis orgullosos de vosotros mismos. Romper con lastres y con todo lo que signifique posesión es lo que puede sublimaros y permitir que el mundo entero sea vuestro; porque si no lucháis, nadie podrá luchar con vosotros, y si no actuáis como si fueseis grandes, en grandes os convertiréis, porque podéis ser fuertes y firmes, sin ser violentos ni agresivos hacia los demás.


Cuando logréis desapegaros de las cosas materiales y de las palabras, comenzaréis a vivir el ahora intensamente, sin planificación alguna del futuro y sin vinculación con el pasado. Hacedlo con la máxima atención comprensiva y empática, sin ser dominantes sobre nadie. La sutileza superior no tiene forma ni objeto, puede estar universalmente sumergida en la energía del Amor y al ser tan inmensa no queda nada fuera de ella, por ello es como un manto para todos los seres; porque es tan sutil que no existe nada dentro de ella. Vuestra primera ley es la de preservar la vida, y vuestra primera virtud la de salvaguardar el cuerpo, apartándoos de las preferencias y de las aversiones, tranquilizando y armonizando vuestra mente y dejándoos fluir para que el cielo y la tierra se muestren en vosotros.


Angel Luis Fernández. http://www.esdeihewe.com

jueves, 5 de abril de 2012

Reflexión.

Los resentimientos solo sirven para entregar el control de vuestra vida emocional a los demás y permitir que os manipulen, ofreciéndoos una excusa para regresar a vuestros viejos hábitos; por ello, debéis intentar convertiros en personas que rehúsen ofenderse por nadie, por nada o por ninguna circunstancia; de alguna manera, no ofenderse es la manera de asumir que poseéis el control de vuestros sentimientos y que decidís estar en paz, independientemente de lo que suceda y aunque, ciertamente, existen momentos en los que resulta inevitable ofenderse al sentirse agredidos por algo o por alguien que os densifica con una palabra o una acción determinada, habéis de entender que cuando se ofende, se está juzgando y ese juicio siempre estará viciado desde el principio por cuanto existen en el cerebro humano áreas recónditas secretas cuyo acceso está restringido a la propia persona y que nunca se comparte por lo que, al carecer, de facto, de todos los elementos de juicio, premisas, motivaciones y argumentos, la conclusión final será fundamentalmente injusta; por esa razón, cuando dejéis de juzgar y os convirtáis tan solo en simples observadores, seguramente entenderéis de qué se trata la paz interior.

Vuestros resentimientos dan lugar al reproche y os alejan de la aureola espiritual, al menos mientras estéis ocupados sintiéndoos ofendidos; por el contrario, el Amor y el perdón inspiran a trabajar por lo que deseáis, en lugar de hacerlo por lo que está en contra.

Los pensamientos de resentimiento, ira y odio representan energías bajas, densificadoras y debilitadoras que os despojan de todo poder, por eso, si lográis liberarlas, conoceréis la paz.

El perdón sirve para hacer saber a los demás que ya no deseáis estar en un estado beligerante de hostilidad y para despojaros de la energía auto-derrotista del resentimiento. Cuando os movéis hacia el espíritu recibís inspiración y es precisamente en ese mundo de la inspiración, donde podéis ser guiados al acceso de todo lo que deseáis tener en vuestra vida, de manera que vuestra mente trascienda todas las limitaciones, pensamientos, ataduras y favorezca una conciencia que se expanda hacia todas las direcciones. Esa es la manera de inspirarse.

Llegado ese momento, simplemente pensad en lo que deseáis ser o en lo que os gustaría convertiros y visualizad en vuestros pensamientos el talento que necesitáis para realizar esas acciones. De esa manera estaréis afrontando vuestra situación y tomando el timón de vuestro propio destino, a la vez que cultiváis vuestra inspiración, al mismo tiempo.

Mientras más os veáis a vosotros mismos como lo que deseáis convertiros, más inspirados estaréis. Motivad vuestros sueños y fantasías y sentiréis cómo se crea ese sincronismo en vuestra vida diaria; de ese modo, pronto os daréis cuenta de que lo que pensáis, se expande y se vuelve más consciente y real. Así pues, cada pensamiento que tengáis, debe ser analizado en términos de si os debilita o fortalece; de manera que un pensamiento de fuerza requerirá una contra-fuerza, y una batalla que os debilitará, mientras que un pensamiento de poder espiritual os fortalecerá, ya que no se invoca ninguna contra-fuerza y consume su energía, los pensamientos de poder, os energizan, ya que no os exigen nada.

El pensamiento qué hace que la mayoría de las personas se sientan más débiles es la vergüenza, ya que produce humillación, por esa razón, la importancia de perdonaros a vosotros mismos no puede jamás enfatizarse suficientemente; si portáis pensamientos de vergüenza acerca de lo que habéis hecho en el pasado, os estáis debilitando tanto física, como emocionalmente; de igual modo, si usáis alguna técnica para crear vergüenza y humillación en cualquier persona que tratéis de reformar, lo que vais a lograr es debilitarla hasta que esos pensamientos de vergüenza y humillación sean eliminados.

Por otro lado, la culpa y la apatía son los pensamientos más debilitantes, porque producen emociones de reproche y desesperación y si vivís con culpabilidad estaréis utilizando vuestros momentos presentes para inmovilizaros por lo ya sucedido, así pues, liberar la culpa es como quitarse un peso de encima y la culpa se libera por medio del poderoso pensamiento de Amor y del respeto propio. El pensamiento de apatía crea desesperación y pertenece a ese tipo de pensamientos que evitan que os involucréis verdaderamente en vuestras vidas. La apatía se deriva de sentir lastima por vosotros mismos y de la necesidad de ocuparos en algo continuamente para evitar el aburrimiento. Nunca os sentiréis apáticos o solitarios, si de verdad os amáis a vosotros mismos.

El miedo y la ira que emplean la fuerza, producen siempre una contra fuerza y un ambiente interno de tensión y debilidad y cuando sentís miedo, os alejáis del Amor, que es el único sentimiento que destierra todos los miedos, porque, en definitiva, lo que teméis, o aquello que os produce resentimiento, termináis por odiarlo. Así pues, cada pensamiento que emitís, que os mantiene en un estado de temor, os aleja de vuestro propósito y, al mismo tiempo, os debilita, os inmoviliza.

La ira a menudo es justificada como algo normal, pero siempre debilita. Los momentos de frustración no provocan ira, tan solo os ayudan a estar más atentos, y luego siempre inspiran una solución. Cada pensamiento de ira os aleja del Amor y os acerca a la agresividad, la violencia y la venganza, que son fuerzas que originan sus correspondientes contra-fuerzas debilitando a todos los involucrados.

Todos esos pensamientos de vergüenza, apatía, culpa, miedo, e ira, son energías, con determinadas frecuencias vibratorias y lo que os debilitan son las frecuencias bajas y lentas, que solo pueden disolverse atrayendo a vuestra presencia las energías más elevadas y rápidas del espíritu; cuando vuestros pensamientos apuntan a culpar a los demás, se debilitan, pero cuando cambiáis a la frecuencia del Amor y a la confianza en los demás se fortalecen; de hecho, vuestra salud viene determinada en gran medida por los pensamientos que emitís y ciertamente son los de paz, alegría, Amor, aceptación y buena disposición los que construyen vuestra realidad soñada, especialmente cuando parten del Centro Corazón.

Angel Luis Fernández. http://www.esdeihewe.com

domingo, 1 de abril de 2012

OBSERVATE.



Observador, obsérvate. Observa qué sientes cuando te aplauden, cuando hablan bien de ti, cuando eres reconocido, cuando eres premiado, cuando te mencionan, cuando te salió bien lo que hacías. Observa lo que sientes, lo que pasa dentro de ti cuando todo está bien, cuando nada ni nadie te mueve el piso, cuando la gente te sonríe, cuando te abrazan.

Observa lo que sientes cuando la gente te considera importante, Podría ser larga la lista, observa lo que sientes en ese largo capítulo de éxito, del aplauso, del reconocimiento.

Vamos a dar la vuelta a la moneda, la otra cara, observa, o mejor, recuerda lo que sientes cuando están hablando mal de ti, cuando te rechazan, cuando te acusan, cuando escuchas que alguien dice “Esa persona no vale la pena”, cuando salen mal tus planes, observa lo que sientes cuando no todo está bien, cuando hay turbulencia, cuando tu horizonte existencial hay nubarrones.

Observa lo que sientes cuando estás triste, cuando estás nervioso, cuando tienes miedo, cuando te sientes solo y abandonado, cuando la traición bordea tu existencia y la deslealtad es mal disimulada.

Observa lo que sientes cuando te falta lo que necesitas.

Esas son dos caras de la misma moneda, como si fueran una de cal y otra de arena, y la vida nos presenta surtido, mixto, por un lado la persona que le está yendo bien, la persona a la que le felicitan la que esta radiante, la que tiene esa vocecita interior que le dice “que bueno eres!”. En la otra cara está el abatido, el que no puede más con su vida, y si ambas caras fuera simplemente una ilusión y si ninguno de los dos fuera la actitud del guerrero y si ninguno de ellos fuera un buen aprendiz.

El primero requisito para ser un buen aprendiz es estar atento y esto en la práctica, significa observarse, auto observación rigurosa, detallista, auto observación constante, en todo momento, observarse equivale a no juzgarse, que quede claro.

Ser autocrítico no significa cortarse la cabeza, la autocrítica tiene que ser honesta y creativa, inteligente y práctica, pero para autocriticarse, previamente hay que saber autoobservarse. Obsérvate, obsérvate en todos los perfiles de esta existencia, es como una cámara escondida que te va a ir filmando desde todos los ángulos, con la diferencia de que tú si te das cuenta y eres capaz de decirte: “Me está emergiendo el miedo”, “la soberbia me está dominando”, “estoy respondiendo con egoísmo”, “estoy usando mal mi tiempo”, “estoy sin una priorización adecuada”, “Estoy observándome insuficientemente”, “Observo que no me observo”. No se trata de culpabilizarse, nada tiene que ver la autoobservación chamánica, con esa especie de arrepentimiento y culpabilización religioso, que desemboca en remordimiento y en una especie de grotesco arrepentimiento, que no sirve para nada, es gastar energía. No se trata entonces de vivir amedrentado por los errores del pasado. Un buen aprendiz no lleva equipaje, porque el equipaje siempre tiene que ver con el pasado, es ágil porque no lleva peso adicional. Un buen aprendiz es flexible porque tiene la libertad de movimiento, no hay percepciones rígidas, ni actitudes estáticas. Sabe que el camino es la ley de la vida y un acto voluntario, decide direccional su energía hacia arriba, hacia lo superior, entonces comienza la transformación.
¿Cómo transformarse? A través del estilo de vida que somos capaces de operativizar en nuestra existencia, a través de una manera de pasar por nuestra existencia. Esto implica todo, todo lo que hacemos, desde las relaciones interpersonales hasta el uso del tiempo. Desde cómo me veo a mi mismo, hasta cuán atento estoy a todo lo que acontece a mi alrededor y como actúo en ese paisaje, donde las cosas no necesariamente son lo que parecen. El guerrero es un jaguar que mantiene un alerta sereno, constantemente.

En el guerrero, la energía está siempre en movimiento, por eso es pasivo, incluso cuando está meditando y reflexionando, está activo, aunque está inmóvil, está activo.

Obsérvate que sientes, y éste es un trabajo práctico, para hoy mismo, obsérvate que sientes cuando contemplas el fuego y esa vela consumirse, mientras nos regala su luz. Observa que sientes al contemplar las estrellas. Observa qué sientes de pie frente a un amanecer. Observa qué sientes al contemplar la luna, o al escuchar el canto de los pájaros, Es importante que observes lo que pasa dentro de ti cuando estás frente a una flor, cuando sintonizas el silencio o ante el llanto de un niño y el vuelo de una mariposa.
Tienes que observarte más, a ver qué está pasando dentro de ti, a ver qué paisaje interior estás construyendo dentro. Obsérvate cuando estás alegre, cuando estás triste, cuando estás solo y cuando estás acompañado. Obsérvate cuando te alimentas y cuando sientes hambre, obsérvate cuando caminas, quién está caminando, desde dónde estás caminando? Qué está diciendo tu lenguaje corporal? Obsérvate un instante antes de dormir y recuerda lo que hiciste en el día, brevemente, cinco minutos, y efectúa una mini evaluación y si es posible, sumérgete en una breve meditación que prepare tu descanso reparador, en cualquier postura, incluso acostado en tu cama. Está bien interesante fundir, entrelazar la meditación con el sueño.

Obsérvate observando y te darás cuenta que descubres tantas cosas, que hay tanta materia prima para trabajar en ti, contigo, dentro tuyo. Por ejemplo, obsérvate como reaccionas en diferentes circunstancias, obsérvate con qué actitud haces lo que haces, vamos a detenernos un momento aquí y poner algunos ejemplos. Al estar trabajando algunos están diciendo (Diciendo sin decirlo): “Miren que bueno soy”, “miren que fuerte que soy”, “miren cuánto sé”. Alguno está trabajando diciendo: “”Pues a ver cuando se acaba este trabajo”, u otro estará diciendo: “En cuanto se descuiden me fugo”, otro estaría diciéndose “Que bueno sería una siesta ahora mismo”… pero quizás haya alguno que esté actuando como aprendiz, ampliando límites, enfocando la energía adecuadamente, n importa el reconocimiento, imagínate que una persona (vamos a exagerar un poco cronológicamente) que canta y todo el mundo que la escucha le va a aplaudir, pasa el tiempo, sigue cantando bien y continúan los plausos, con una característica, que cada vez son menos, porque ocurre, como decía Borges, que la gente tiene la mala costumbre de morirse, entonces se va marchando y cada vez menor gente para aplaudir, hasta que al final queda uno, que también un día se fue. Imagínate esa persona que hacía las cosas en función del aplauso ajeno, un día constata que no hay nadie para aplaudirle, y se desmorona.

No podemos vivir en función de las circunstancias ajenas, no podemos ni si quiera aspirar a que la gente nos comprenda. Quizás una frase importante sea: “comprendo que no me comprendes” y a pesar de todo, las cosas sigan bien. Resulta una práctica inadecuada el ir por la vida mendigando comprensión, no hace falta, eres tu quien tienes que entenderse y eres tu quien tienes que sacar tu fuerza, y eres tu quien tienes que liberar ese potencial interior y eres tú quien tienes que vivir tu vida, por eso muchas veces la palabra postergar es una palabra obscena. En algunos casos, se podría decir, una postergación más y estás perdido.

No hace falta decir que el tiempo no espera. Es fundamental que tú puedas reunir todos tus instante y formar un ramillete en ellos y saborear la fragancia del tiempo bien aprovechado y decirle al universo: Gracias por haberme enviado la eternidad desgranada en forma de instantes”, es decir, que perder tiempo es perder la eternidad, Recuérdalo.
Pachi.


Chamalú